8 sept. 2010

Las Calas de Rosa

Cuando mi abuelo murió, mi abuelita siempre le llevaba flores al cementerio. Las Calas blancas que aún crecen libres en el patio de su casa en San Juan eran las predilectas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario